Entrevista a la escritora PILAR MATA SOLANO

Entrega de originales Síguenos en Facebook Síguenos en CONOCER AL AUTOR Síguenos en TWITTER
Entrevistas: PILAR MATA SOLANO
La poesía es andrógina; la mirada tiene sexo definido.
PILAR MATA SOLANO

— ¿Qué es para usted el arte y donde encaja la poesía en esa definición?
— El espacio de lo imposible, lo superfluo completamente necesario. La poesía es la esencia del yo, el ser, lo sublime, una divina iluminación, el Rolls-Royce de los vehículos. Contra los prejuicios afirmo que la buena poesía es igual que el buen vino, pasa, aunque no te guste.

— ¿Por que la letra ∏ en Pilar?
— No me he podido resistir a una número irracional, infinito, trascendental. Es un concepto, es como decir que la razón se pierde o se libera; un poema en una letra. El grafismo, ∏lar, crea la particularidad, marca; te diferencias. La originalidad también cuenta. Hoy nadie se asombra de leer + en lugar de más; pero seguro que economizamos una décima de segundo, tiempo, aunque a mí me encante el punto de la i latina, que introduzco en el interior de la ∏ en la firma. Lo considero un guiño: Hola, soy yo.

— Se puede decir sin tapujos que su vida es apasionante, ha recorrido el mundo, ha conocido a tres premios nobeles, a multitud de artistas, vivió la movida madrileña en primera fila. Cuéntanos algún recuerdo significativo de todos esos momentos
— Tengo que corregirte, Alicia, he conocido a dos. A Mario Vargas Llosa antes de serlo, a Saramago cuando ya lo era. Borges no lo llegó a ser nunca. Sólo tengo una noche pendiente con Carlos Barral, que continuará pendiente, esa es la gracia, en Barcelona, acompañado por sus dos hijos y el supuesto Gabriel García Márquez, al menos así me lo presentó dudando que lo creyera, iba de incógnito; constato que no hablo mucho. ¿Cierto o falso? Sin importancia, muy probable.
De la movida recuerdo, entre otras, una especial velada con Jorge Berlanga, estábamos con el Hortelano y nos fuimos a su casa. A la mañana siguiente, después de contemplar los últimos cuadros, me regaló, porque me gustó, un librito de tirada numerada, un dibujo estampado en tela que conservo; lo tengo enmarcado en París. Pero, de la movida poseo innumerables anécdotas que, en su mayoría, están descritas en mis diarios. Ahora veo a Villena en el Morocco, sentado en la misma mesa, entrando a mano izquierda, impecablemente vestido como el dandy que es. O la tarde con Umbral en el Espejo. O Paco Rabal en Oliver y guinda en Bocaccio. O con Antonio Banderas en el Sol de Jardines. O…

— ¿De siempre ha vivido en un mundo artístico, actriz de teatro y cine, modelo, narradora, poeta, mujer fascinante. ¿Qué opinión le merece el éxito, lo considera un escaparate vulgar o es un camino para desarrollarse plenamente como artista?
— ¿Tanto como de siempre?… Mi madre fue una cinéfila, adoraba la música y le encantaba el teatro; yo me he rodeado, desde jovencita, de intelectuales y artistas; pero tengo que puntualizar, he ejercido muy poco o nada de actriz; se me recordaría, permíteme la broma y, aunque llegué a rodar un inédito con Jean-Pierre-Léaud, fue la cumbre y el fin de una carrera cinematográfica, hecho que intuí. ¿Qué se puede hacer mejor después de ser la partenaire del actor fetiche de Truffaut?…
Por otra parte, he compartido el gusto de Anaïs Nin, quien también posó, te gustaría mi retrato realizado por Miguel Amate; en aulas llenas a las impetuosas ocho de la mañana, mañanas frías, en Saint-Germain-des-Prés con la nieve cayendo sobre el tragaluz de la Académie Julien, por donde pasaron Matisse, Ducamp, Mucha, Diego Ribera… O que mi piel fuera el lienzo blanco de Carmen Cazcarra, esa reconocida profesional. O ese desnudo al carboncillo, en el que estoy sentada, de Francisco Toro de Juanas, paisajista exquisito y retratista de parte de la Familia Real.
Sobre el éxito, la pregunta clave, en cuya copa no me gusta regodearme pero que es deliciosa, tiene sus contrapuntos. Hay que aceptar que ofrece un abanico mas amplio para desarrollar tu universo, medios, proyectos, interacciones con otras disciplinas y artistas.

— ¿Huir de la realidad o aposentarse armoniosamente en ella?
— Huir de la realidad, en absoluto; ¿entonces cómo llovería, disculpa, lloraría?
Somos realidad y realidad subjetiva. Bien estamos a favor o en contra, elementalmente y la interacción es indisoluble. La existencia si no, no tendría juego, aunque algunos opinan que no tiene sentido.

— ¿Su vida artística en que hubiera cambiado de no haberse ido a París hace veinte años?
— No sería quien soy. Vete a saber por qué arrabales hubiera transcurrido mi existencia. Es una novela Bartleby.


¿Cómo se ve a España desde Francia?
Depende del observador, todavía folklórica. Aunque nadie nos niegue los avances de la movida y personalmente no hable nunca de fútbol ni de tenis, sería indelicado; estaría forzada a ironizar. Si soy sincera , se nos ignora.

¿Hace donde viajaría si poseyera de una maquina del tiempo?
Por curiosidad al futuro, una semanita, hay que ser optimistas. La bella epoque me seduce, aunque tendría que elegir el role que interpreto en la divina comedia del mundo. Y soy de la opinión que, a pesar de las apariencias, la crisis, bla…bla…bla… estamos viviendo una periodo brillante y floreciente, uno de los mejores de la historia.

Su poesía es claramente erótica y de un refinamiento exquisito que nos hace pensar de una manera muy carnal pero vedada al mismo tiempo. Es quizás esto un síntoma de poesía femenina o no encuentra diferencia entre la poesía de los géneros
La poesía es andrógina; la mirada tiene sexo definido.

¿Es una escritora que ha vivido y plasma su aprendizaje o bien vive sobre el papel lo que escribe?
Ambos, ambos. Allí tienes, lejos de compararme, a Nabokov, Dostoïevski, Thomas Mann, Flaubert, Cervantes, Valle Inclán y Max Estrella. Unamuno se enfrenta, no es único, a su propio personaje. Como sabes, Augusto Pérez, en Niebla, viaja a Salamanca a encararse con el autor: él no quiere morir. El personaje suplanta al autor, lo transgrede. La buena literatura posee al lector tanto como el autor es poseído.

¿Si pudiera cambiar algo en este mundo a través de sus obras, qué sería?
¡Qué pretensión, dioses! Pobre de mí. Desteto el fanatismo, la injusticia, la crueldad, la violencia. La estupidez, al parecer, no tiene solución ¿Y qué haríamos con tanto resabido suelto?… De algo estoy persuadida, no tenemos que cambiar el buen sentido del humor.

¿Cómo es su método a la hora de escribir? Nos referimos a modus operanti: tienes manías con el lugar, disciplina especial, algún objeto fetiche que la ayuda a concentrase?
De escribir novela, narración: voluntad, trabajo, y constancia; estar clavada a la silla. A fuerza de riñones, tiempo y sudor, contestaría Flaubert. Yo añado, sangre, para darle color. En ocasiones me tienta poner un espejo a la manera de Hemingway. Y, tal vez, en mi particular caso influya ser licenciada en Arte Dramático; lo defino como La venganza de Shakespeare o el efecto Shakespeare. Y, con todo, nada asegura el resultado.

Acaba de recibir el Premio Incontinentes de Novela Erótica. ¿Qué ha supuesto este reconocimiento? Háblenos, por favor, de abeXedario, la obra ganadora.
El alegrón es inevitable, pero soy de la opinión que es el lector quien pone la obra en su sitio; el lector y el tiempo. Es un trabajo que, durante mas de quince años, he ido perfilando, corrigiendo y, como dice Borges, publicar es la única manera de dejar de corregir. Creo que tiene una lectura rápida, fresca, actual; he intentado huir de los tópicos, que no siempre es fácil, sin mermar la calidad. AbeXedario son veinte y nueve historias con nombre de mujer, de Anaïs a Zelda, con la letra X que lo identifica, un título que lo contiene, de un manuscrito encontrado en el Rastro de Madrid que posee, de alguna manera, el elixir de la eterna juventud. Habrá que leerlo.

Puedes leer a PILAR MATA SOLANO en estos libros:

Colección Anaquel de poesía, nº 26
Prólogo de Martín Ortega Carcelén
Edición literaria de Alicia Arés
284 páginas
I.S.B.N: 978-84-941115-3-2 • 15 €

Veintiocho formas de recorrer el mundo, de elegir un destino y sentirnos acompañados por los versos de las viajeras. Prepárense para el viaje. Una maleta transparente, que los sueños no pesan, una tarjeta de crédito emocional y ellas ponen los billetes con la vuelta tan abierta como el mar... <<Más>>

Antología de poetas contemporáneas

ENÉSIMA HOJA"
Antología

Colección Anaquel de poesía, nº 17
Prólogo de Jesús Ferrero
Edición literaria de Alicia Arés
428 páginas
I.S.B.N: 978-84-940311-7-5 • 15€


Cuadernos del Laberinto ha reunido en esta Antología ENÉSIMA HOJA a un excelente conjunto de 34 poetas, todas ellas con una voz propia y significativa que nos hace tejer una idea precisa del mapa de la poesía en castellano escrita por mujeres que viven y forma parte de este siglo XXI... <<Más>>

Pilar Mata Solano. ABRASADORAS HORAS

Abrasadoras horas
Pilar Mata Solano



Colección Anaquel de poesía, nº 63
88 páginas
I.S.B.N: 978-84-946262-9-6 • 11,50 €

ABRASADORAS HORAS condensa la poesía amorosa y erótica en una partitura literaria, en un juego sugerente y abismal que reúne el verbo con esa red, repleta de mariposas, que es el inconsciente... <<Más>>

 
© Editorial CUADERNOS DEL LABERINTO • C/ Padilla, 29, 2ºF. 28006 Madrid. España• Teléfono: (+34) 91 309 31 17 • email: editorial@cuadernosdelaberinto.com