editorial, cuadernos del laberinto, poesía, poetas, historia, narrativa, entrega de originales, madrid, diseño gráfico, escritores

Entrega de originales Síguenos en Facebook Síguenos en CONOCER AL AUTOR Síguenos en TWITTER
Entrevistas: EMILIO PORTA
La buena Poesía, aquella cuyo contenido y forma dice algo, supone una obra de arte literario, es un lujo. Desde ese punto de vista el género sería la quintaesencia de la Literatura. Sin embargo no vende. Y no vende porque, a la inmensa mayoría de los lectores, o no la saben leer, o no les entretiene, que es lo que, indudablemente, vende.
EMILIO PORTA

Parafraseándole " toda transacción es una derrota". Entendemos que esto nos hace patente la insatisfacción implícita al ser humano, o díganos algo que no sea una transacción entendida como lo que genera una acción, es decir lo inevitable de las consecuencias.
Desde el momento en que el ser humano calcula las consecuencias de sus actos, y transige con ejercer un determinado comportamiento o conducta en función de los posibles resultados de sus acciones, se está produciendo ese sentido de la transacción que usted señala.

¿Es el don del lenguaje el más preciado del ser humano?
Es lo que hace al ser humano. Creo que el poema dedicado al tema en el libro de Hazversidades poéticas deja clara mi percepción.

Usted ha vivido muchos años fuera de España, esto le ha brindado una visión de la cultura muy abierta; pero cualquiera que se asome al mundo cultural se dará cuenta de que es bastante cerrado, lleno de murallas y de competiciones. ¿La cultura ha pasado a ser otro bastión de la economía o aún es posible nadar libremente?
Nada es independiente de la economía, desgraciadamente. Lo menos independiente de todo es la política. Tampoco lo es la cultura. Ahora bien, la cultura, como conjunto, es más amplia que ambas y, por lo tanto comprehende a las dos. Pero en los términos que usted señala, en el término de mundo cultural -a mi me gusta más hablar de "mundillo", lo que por si solo dice lo que pienso del tema- creo que lo que llaman mercado, es decir, el conjunto de personas que, en este caso, compran libros y leen, determina un modo de ser de la edición, afortunadamente con excepciones, pequeños editores que apuestan por lo mejor. Pero, volviendo a la pregunta, es evidente que a toda cultura -en esos términos concretos de los que usted habla- le corresponde una contracultura. Es la dialéctica, que rige todos los sucesos humanos. Libremente, nadar lo que se dice libremente, solo lo puede hacer aquél que escribe o pinta o hace cine sin importarle si su obra es aceptada

¿Qué opinión le merecen los premios literarios? ¿Son justas tantas voces críticas que los anuncian como productos de marketing?
El noventa por ciento de los premios literarios son una farsa, o mejor dicho, un porcentaje alto son una farsa, una mínima parte son justos -aunque sean subjetivos- y otra parte están sujetos a influencias, algunas comprensibles desde el punto de vista social y humano, y otras éticamente inaceptables. Pero, aún así, considero que es mejor que existan. Porque sirven para que, de vez en cuando, algunos buenos autores puedan publicar y se conozca su trabajo.

¿Qué opinión le merece el libro digital?
Me parece otra forma de dar a conocer una obra. Lo acepto, claro está, sobre todo en temas educativos, pero a mi me gusta tocar el papel, colocar el libro en la estantería, subrayar...en fin, me gustan los libros de siempre. Pero creo que el fenómeno digital es importante.

Borges se auto-editó Fervor de Buenos Aires; Ernesto Sábato lo hizo con El túnel, Lewis Carroll corrió con los gastos de Alicia en el país de las maravillas. Esto es sólo un ejemplo de la enorme cantidad de autores que han optado por la auto-edición; pero...¿Por qué sigue estando mal vista entre los poetas?
Cada vez está menos mal vista. Alberti se "autoeditó" Marinero en Tierra, bueno, se lo editó un amigo, y el libro fue Premio Nacional de Poesía, Celaya se editó sus tres primeros libros...Mire, si estuviera mal visto, prácticamente ningún poeta habría publicado su primera obra. Lo que pasa es que a todo el mundo le gusta que piensen que sus libros son distribuidos porque se demandan.

¿Puede el poeta vivir de su poesía? ¿Por qué se sigue considerando un lujo frente a la narrativa?
No. Evidentemente. ¿Un lujo? Sí, la buena Poesía, aquella cuyo contenido y forma dice algo, supone una obra de arte literario, es un lujo. Desde ese punto de vista el género sería la quintaesencia de la Literatura. Sin embargo no vende. Y no vende porque, a la inmensa mayoría de los lectores, o no la saben leer, o no les entretiene, que es lo que, indudablemente, vende. Además hay una inflación de mala Poesía, de autores que confunden lo poético con lo sentimental, que no dominan el lenguaje ni la escritura y dan a la luz, cada año, obras sin ningún valor, solo el personal. Muy respetable, pero nada positivo para el género.

Da gusto encontrar un poeta como usted cuyos versos directamente se entienden, que calan enseguida en el alma sin necesidad de hacer maniobras intelectuales. ¿No cree que hay mucho farsante en este tema? Pero lo más sorprendente es que muchos de ellos parece que llegan a alcanzar renombre ¿a qué se debe este sinsentido?
En parte he contestado a esta pregunta con mi respuesta anterior. Yo no los llamaría farsantes. Les llamaría parte del espectáculo de este "panem et circenses" en que se ha convertido la sociedad. Si ellos mismos se consideraran farsantes habría mayores posibilidades de descubrir la farsa. Lo peor es que se consideran buenos, magníficos escritores y, para colmo, están siempre cerca del Poder. El poder cultural, que, en este caso, es también económico.

Por último nos gustaría que nos confesase cuál es el libro de poesía ajeno que casi se sabe de memoria, ese que se lee y relee siempre.
Perdone que le cite varios: Los poemas reunidos de Alvaro de Campos ( Fernando Pessoa) que incluyen uno de los poemas más extraordinarios dados a luz por un poeta, Tabacaría. Después, The Four Quartets, de T.S. Eliot. Al lado la Poesía completa, de Konstantino Kavafis. Y muy cerca de todos ellos, por citar uno de los muchos libros del poeta Enrique Gracia Trinidad, "Sin noticias de Gato de Ursaria". No me los se de memoria ninguno de ellos, pero me acompañan siempre. Hay más, evidentemente, pero como me he pasado del "un libro" que usted me pedía, he tenido que elegir.

© Editorial CUADERNOS DEL LABERINTO • C/ Padilla, 29, 2ºF. 28006 Madrid. España• Teléfono: (+34) 91 309 31 17 • email: editorial@cuadernosdelaberinto.com