ÁNGEL Álvaro Martín del Burgo

Originales Síguenos en Facebook Síguenos en CONOCER AL AUTOR Síguenos en TWITTER
Ángel Álvaro Martín del Burgo

ÁNGEL Álvaro Martín del Burgo

(Bilbao, 1996) se dedica a la filosofía y al Arte: música y literatura.

Como pianista, actualmente estudia en el CSKG en calidad de alumno becado en el Concurso al talento de la FKG (1er Premio). Es alumno de la concertista internacional M. Gurkova, además de trabajar con los maestros J. Soriano, A. Yaroshinsky, C. Viana y N. Rodiles. Ha actuado en más de una treintena de salas (Auditorio Nacional, Teatros del Canal, Auditorio Ciudad de León, etc.), y ha tocado como solista con orquestas como la O. Sinfónica Amaniel y la Joven Orquesta Leonesa (JOL)-Joven Orquesta Provincial de Málaga (JOPMA). Ha sido galardonado como Pianista solista clásico premiado por la Fundación Miguel Ángel Colmenero, y ha recibido premios en el Concurso Nacional de Jóvenes Pianistas Ciudad de Albacete (Juventudes Musicales), Concurso Ciutat de Carlet o el Premio de Honor de fin de Grado Amaniel.

Estudiante de Filosofía en la UCM, ha publicado en la revista Paideía y en la editorial Incipit Philosophia. Escribe también poesía, relato y ensayo, habiendo obtenido el primer premio en la Olimpiada Filosófica de la C. de Madrid y en el Certamen Literario Beatriz Galindo.

Concibe la literatura y la música como espacios de inmersión, de apertura. En la poesía busca destilar significado a través de un recorrido estético de alusión: una búsqueda de autenticidad que incite al sentimiento.

En Cuadernos del Laberinto ha participado en la antología Me gusta la Navidad. Antología de poesía navideña contemporánea.


DÍAS DE OCRE, DE DICIEMBRE

Son días de diciembre,
pero habrán pasado quizás cuarenta años.
Tres hermanos regresan
a la vieja casa de infancia,
emborrachándose de campo, de misterio, de cuervos que graznan.

Las estrías en la madera centenaria
y los muebles de cerezo y astilla
los acogen, como un refugio
a salvo del tiempo y del frío:
abrirse al reencuentro, permanecer en la tierra.
La familia, la voluntad y el paisaje: sí, ser quien en verdad se es.

Volver a un pueblo, caminar de regreso.
Sólo el que ha viajado puede peregrinar de vuelta.

Tres hermanos en diciembre
toman un vino y unas uvas,
y los envuelve el primor del campo y la delicia de los años,
como un perfume en el aire
de memoria salvada.
La luz atardece de ocre. Los colores pasan.

Tres hermanos en diciembre,
cuando han pasado quizás cuarenta años,
tres hermanos que callan y beben,
bendecidos de dicha
en la casa en la que los padres y los abuelos
permanecen aún —quién no los presiente—,
como un mausoleo de madera y cerezo envejecido.

Tres hermanos, y el reencuentro en diciembre.
Toman un vino y unas uvas, beben y callan:

y el aire reconforta.
Mientras tanto, en una pequeña radio
suena la Ofrenda musical, de Johann Sebastian Bach.
Todo allí es espíritu de ofrenda, de aire, de amor.

© Editorial CUADERNOS DEL LABERINTO • C/ Padilla, 29, 2ºF. 28006 Madrid. España• Teléfono: (+34) 91 309 31 17 • email: editorial@cuadernosdelaberinto.com