IGNACIO GÓMEZ DE LIAÑO , aforistas españoles contemporáneos, aforismos

Originales Síguenos en Facebook Síguenos en CONOCER AL AUTOR Síguenos en TWITTER

IGNACIO GÓMEZ DE LIAÑO
IGNACIO GÓMEZ DE LIAÑO

Tras desarrollar una intensa actividad en la poesía experimental en los años 60 y 70, y de ser pionero en la aplicación de las tecnologías electrónicas al arte, Ignacio Gómez de Liaño (Madrid, 1946) ha cultivado la filosofía, la novela, el teatro, la historia, el diario personal y la poesía en numerosos libros, algunos de los cuales han sido traducidos a varias lenguas. Entre otros ha publicado los siguientes: Los juegos del Sacromonte (1975), Arcadia (1981), Dalí (1982), El idioma de la imaginación (1982), Athanasius Kircher (1986), La mentira social (1989), Paisajes del placer y de la culpa (1990), El círculo de la sabiduría, dos volúmenes (1998), Filósofos griegos, videntes judíos (2000), Iluminaciones filosóficas (2001), El camino de Dalí (2004), Breviario de filosofía práctica (2005), Extravíos (2007), Hipatia, Bruno, Villamediana (2008), Recuperar la democracia (2008), La variedad del mundo (2009), Carro de noche (2010), En la red del tiempo 1972 1977. Diario personal (2013), Contra el fin de siglo (2014), El Reino de las Luces. Carlos III entre el Viejo y el Nuevo Mundo (2015) y Libro de los artistas (2016). Ha ejercido la docencia en universidades de Madrid, Pekín y Osaka.

En Cuadernos del Laberinto ha participado en la antología "CONCISOS. AFORISTAS ESPAÑOLES CONTEMPORÁNEOS"


La duda presupone la certeza; la certeza, al menos, de que se duda.

Para ser yo mismo, he de aprender a representar numerosos papeles y así acertar a convertirme en otros.

Único ser que necesita buscarse a sí mismo, el hombre es también el único ser que puede perderse en su intento de encontrarse.

La filosofía debe hacer de ti un atento espectador de ti mismo, y también un buen intérprete.

La principal causa del mayor desarrollo de la inteligencia en la línea filogenética humana fue la complejidad de su mundo emocional y, consiguientemente, la dificultad de armonizar emociones tan variadas, junto con el problema planteado por la coordinación de los miembros del cuerpo, mucho más autonomizados en el animal humano que en todos los demás. El gran problema que puso delante del hombre esa doble articulación le brindó también la gran oportunidad de superarse.

© Editorial CUADERNOS DEL LABERINTO • C/ Padilla, 29, 2ºF. 28006 Madrid. España• Teléfono: (+34) 91 309 31 17 • email: editorial@cuadernosdelaberinto.com