Pilar Mata Solano: ABRASADORAS HORAS

Entrega de originales Síguenos en Facebook Síguenos en CONOCER AL AUTOR Síguenos en TWITTER
ABRASADORAS HORAS
Autora: Pilar Mata Solano

Pilar Mata Solano: ABRASADORAS HORAS

Coleccción ANAQUEL DE POESÍA, Nº 63
88 páginas • I.S.B.N: 978-84-946262-9-6 • 11,50 €




ABRASADORAS HORAS condensa la poesía amorosa y erótica en una partitura literaria, en un juego sugerente y abismal que reúne el verbo con esa red, repleta de mariposas, que es el inconsciente.

A través de sus páginas, el lector se sumergirá en historias prohibidas, ráfagas surrealistas, cuerpos ansiados y una delicada sutileza cargada de pasión; siempre con la mordedura precisa del deseo sobrevolando la palabra, cada verso.

Pilar Mata Solano invoca el delicioso extravío de la pasión amorosa para reflejar la psique femenina en un escenario poético henchido de lujo, exotismo y elegancia.




VAIVÉN

Nada
tiene que hacer.
Abruptas
son las costas.
Apura lágrimas rojas
rosas, blancas, espumosas.
No quiere
que se delate
el rostro lechoso
del cadáver
que finge alegre
calvo.
Intenta borrar
cualquier traza
con pasos de rumba
y salsa.
Ritmos que componen
contornos
que se improvisan
y se desenlazan.

Pilar Mata Solano
PILAR MATA SOLANO

Nació en Aragón, en la villa de Binéfar (Huesca), un sábado 12 de octubre sobre la dos de la tarde. Se matriculó en periodismo en la Universidad de Bellaterra, pero se licencia en la Escuela Superior de Arte de Dramático de Barcelona (ESAC). Vivió la movida bajo el nombre de Nadja y reside en París.

Dramaturga, directora escénica, escritora y poeta. Ganadora del IV Premio Incontinentes de Literatura Erótica con abeXedario. Ha publicado en versión bilingüe Reflexiones presentada en francés en la Cartoucherie de Vincennes, París. Ha participado en las antologías Enesima hoja, Atlas Poetico, Amor, Cien relatos geniales, Mujeres en la historia y Tras las huellas de Arsenio Lupin. En la actualidad colabora en El Cafe Latino, magazine bilingüe socio-cultural, París.



Hado de noche
(Poema extraído de "Abrasadoras horas", de Pilara Mata Solano



Entrevista a PILAR MATA SOLANO en torno a su poemario "Abrasadoras Horas"
Todo es representación, incluso la propia realidad.

PILAR MATA SOLANO
— ¿Qué va a encontrar el lector bajo un título tan sugerente como es "Abrasadoras horas", su nuevo libro de poesía que llega en breve a las librerías de toda España?
— Gracias por lo de sugerente, espero que el lector comparta tu opinión. Me es imposible contestar a tu pregunta, ya que desvelar el contenido de Abrasadoras horas sería escribir un texto por cada poema; posibilidad viable, por cierto. Aventuro a decir que hay elementos surrealistas, impresionistas, que coexisten con el romanticismo de Baudelaire; es decir, modernista, a quien Instantánea 1, el primer poema del libro, alude. Homenaje indirecto y atmósfera en la celebración en el 2017 del 150 aniversario de su muerte. Por otra parte, Abrasadoras horas posee una arquitectura secreta; el conjunto de poemas, independientes en sí, construyen "un poema".

— ¿El erotismo y la pasión amorosa son los ejes de su poesía? ¿Está su poesía destinada al público femenino?
— No, en absoluto y, por qué no, a ambas cuestiones, sin etiquetas. Yo hablaría más, en lo referente a Abrasadoras horas, de trasgresión, de instante ilimitado y fugaz, de infinito, de tiempo, de furor de amor y de infierno; el infierno infinito y la voluptuosidad.

— ¿Qué ha influido más a la hora de escribir "Abrasadoras horas", la percepción que recibes del mundo o la meditación sobre tu propia realidad?
— La percepción que se recibe del mundo y la meditación sobre la propia realidad son hechos indisolubles, entrelazados forzosamente. La percepción del mundo forma parte de la representación. Todo es representación, incluso la propia realidad. El mundo es nuestra representación, decía Schopenhauer, y nosotros estamos inmersos en él. Lo que percibimos se nos presenta como realidad y la realidad es nuestra representación. El lenguaje, por otra parte, es un elemento fundamental de esa representación. En otros términos, la representación es un discurso en sí mismo que determina hasta el sentimiento. Voilà: el japonés sonríe en la cólera.

Abrasadoras horas nos hace ver el erotismo de una forma refinada y velada pero extremadamente rica en matices. ¿Cómo logra plasmar estos reflejos?``
— Si existiera una formula te la diría, o se sabría, pero estoy persuadida de su inexistencia. La sensibilidad es determinante, hipersensibidad en ocasiones, aparte del eventual talento que tenga el violinista al tocar el stradivarius en una sonata de Otoño Valle-inclanesca con el gusto de una cereza en la boca.

— ¿Prefiere ser "poeta" o "poetisa"?
—Poetisa es un concepto más actual, moderno, que encaja con el hoy. Espero que no sea menor por ser femenino, aunque tal vez sea el momento de reivindicarlo. A la poesía, el hecho, le es indiscutiblemente indiferente; yo no tengo especial preferencia, aunque acepto que poetisa rima con Artemisa diosa de la noche, bella Diana.

— ¿Cómo ha influido ser licenciada en arte dramático en su proceso creativo?
— Poseer una disciplina en que se "debe dominar" la voz, la expresión corporal, la danza, el canto, estudiar la presencia, la caracterización, el maquillaje, la dramaturgia, practicar el esgrima de palo, la acrobacia, tener nociones de clown, bufones, con una generación de élite; he tenido como profesores a Coralina Colom, Lluís Pasqual, Albert Boadella, José Sanchis Sinistierra, Hermann Bonnín, al maestro de la pantomima Pawel Rouba; Andrzej Leparski, o a Joseph Marqués Damaret, entre otros, no asegura resultados, nada tiene que ver con la escritura, donde en medio de ninguna parte puede surgir un bellísimo poema entre brumas etílicas y noches blancas por evocar a Rimbaud. Ajustarse a un texto no es crearlo y quién sabe por que vericuetos vuelan las mariposas del inconsciente.


Lleva usted viviendo en París muchos años, ¿qué percepción llega a Francia de la poesía española?
¿Pero dónde los hombres? que escribía Alberti. ¿dónde los poetas? Es una broma. En París. Francia es muy amplia, en general, en el cotidiano, es Lorca. El mayor problema con el que se enfrenta la poesía es la traducción, porque es simplemente intraducible. En el mejor de los casos se guarda el aroma del poema, pero la palabra, el verso, el ritmo, los giros, son reemplazados por una idea-representación- aproximada. No niego que algunos autores hayan sido muy acertadamente traducidos, pero la consecuencia es cierta mutilación necesaria o, si se prefiere, variantes de una composición. Se pierde fuerza, impacto, forma, música; el brillo es siempre más opaco.

Tras el éxito de "abeXedario", su anterior libro, ganador del IV Premio de Narrativa Erótica, y que está formado por relatos cortos ¿Cómo ha desembocado en la poesía de "Abrasadoras horas", y qué le ofrece esta en comparación con la narrativa?
No sé si considerar un éxito abeXedario, ese manuscrito encontrado en el Rastro de Madrid compuesto de un relato con nombre de mujer por cada letra del alfabeto, término muy subjetivo. Es indiscutible que existen muchos fragmentos que han sido considerados y son prosa poética; el salto era posiblemente inevitable, a pesar de que yo no fuera consciente o no lo quisiera aceptar. Pero, sin sombra de dudas, la poesía me proporciona una libertad y juego que la narrativa no posee, por muy alta calidad que tenga y me refiero a la Literatura en mayúsculas.



Noticias relacionadas

• ABRASADORAS HORAS, de Pilar Mata Solano. En Kiss FM. Entrevista a la autora y sorteo

• ABRASADORAS HORAS, de Pilar Mata Solano. Por Sexto Contintente RNE

• ABRASADORAS HORAS, de Pilar Mata Solano. En Soy Poeta

• Pilar Mata Solano: "'Abrasadoras horas' es bastante más amplio a mi entender que un poemario erótico". Entrevista a la autora. Por Soy Poeta

• Abrasadoras horas. Pilar Mata Solano. Editorial Cuadernos del Laberinto. Por Abrir un libro

• Meses, días y (abrasadoras) horas. Por Pepe Aracil Sáez, RNE Sexto Continente

© Editorial CUADERNOS DEL LABERINTO • C/ Padilla, 29, 2ºF. 28006 Madrid. España• Teléfono: (+34) 91 309 31 17 • email: editorial@cuadernosdelaberinto.com