Los senderos de la vida. Antonio Velasco Garrido

Entrega de originales Síguenos en Facebook Síguenos en CONOCER AL AUTOR Síguenos en TWITTER
Colección Berquiquí de poesía
Los senderos de la vida
Antonio Velasco Garrido
Los senderos de la vida. Antonio Velasco Garrido

Coleccción Berbiquí de poesía, nº9
104 páginas • I.S.B.N: 978-84-944036-4-4• 10 €


No solemos darnos cuenta, pero los acontecimientos vitales que guardamos en la memoria suelen obedecer a pequeños detalles, ligeros atisbos de luz que iluminan la estancia de nuestros recuerdos y completan el mapa de nuestros pasos. Y cuando miramos atrás, y queremos significar los momentos esenciales de nuestro devenir, lo que nos viene a la cabeza no son momentos heroicos ni palabras grandilocuentes sino emociones que nos conformaron como seres sensibles. Así, recordaremos la sonrisa de la madre al recogernos del colegio, esa suavidad en las manos de la mujer que amamos al entrelazarlas con las nuestras por primera vez o la viveza de los ojos de nuestro perro al regresar a casa tras el trabajo. Recordaremos esa tarde de paseo y cañas con los amigos, la alegría de una familia unida ante la mesa en Navidad o el placer de ese libro leído junto al mar. Y miraremos atrás con añoranza pero sabiendo que nuestros pasos nos han conducido al lugar donde queremos estar.

Todo esto lo sabe bien Antonio Velasco Garrido quien, gracias a estos versos, nos lleva de la mano por los confines de sus sentimientos y querencias, por los senderos que eligieron sus pasos para hacernos partícipe de sus tesoros: el apasionado amor hacia María Jesús, su esposa, (Mientras haya una mujer /con tus ojos, /la dulzura de tus labios, un corazón que palpita, /unas manos que acarician, /una sonrisa que alumbra /y una boca que besa, /no habrá en el mundo tristeza); su afición por la lectura (Antonio Machado, Lorca); los detalles que hacen los días más llevaderos (el café de la madrugada, la visita a las iglesias, el recuerdo del río del paisaje de su infancia); el tremendo orgullo hacia sus hijos y nietos (Ocho nietos me dio Dios /más bellos que los luceros); la imperturbable fe y apoyo en Dios a lo largo de toda su vida (A mi Dios yo no lo olvido, /lo tengo siempre conmigo); la alabanza constante hacia su patria, España, o el sentidísimo homenaje a la madre.

Son, todos estos, poemas que reflejan los pasos de un caminante limpio de corazón, de un hombre que sabe vivir de forma generosa, pensando en los seres que ama y aspirando a un futuro mejor para todos. Son versos en forma de huellas en el camino de la vida, en los senderos que rigen nuestras decisiones y afectos. Palabras-huella, versos-mapa, claridad en la mirada y amor que fulge en cada letra.

El poeta no está solo. En su recorrido ha sabido darse a los demás y ha recogido la dicha de una familia que le quiere, de un entorno armonioso desde el que contemplar el paisaje que han creado su andadura. El poeta puede mirar hacia atrás y sentirse orgulloso porque sus huellas sirven de ejemplo y guía.

Gracias, Antonio, por tus versos, por tu esencia vital.

Carlos Augusto Casas • Madrid, septiembre de 2015

Antonio Velasco Garrido
Antonio Velasco Garrido

(Pontevedra, 1933) Se graduó en la Escuela de Altos Estudios Mercantiles de La Coruña y es Licenciado en Derecho por la Universidad Central de Barcelona.

A los 22 años ingresó por oposición en el Cuerpo Técnico de la Administración Civil del Estado y cinco años después, también por oposición, en el selectivo Cuerpo de Inspectores Financieros y Tributarios.

Excedente en este último Cuerpo fundó en el año 1975 el bufete de abogados con sede en la capital catalana.

En 2013 publicó Historia de España escrita para mis nietos, con gran éxito de crítica y lectores. Hoy vuelve a entregar a sus nietos otro legado, el de su caminar por el sendero de la vida.



TU VOZ

Un susurro de tu voz
invitó al silencio
llegado el momento de soñar;
bella voz y dulce acento llenos
de ternura y de soledad.

Tu voz que al despertar
me llama en el sueño
la buscaba,
buscaba tu voz en mis
desvelos y en las noches
olvidadas de mis sueños.

Tu voz que me estremece
quedó guardada en mi ser
para siempre,
y cuando lejos de ti
no pueda oírla
seguirá sonando dentro
de mí muy dulcemente.

© Editorial CUADERNOS DEL LABERINTO • C/ Padilla, 29, 2ºF. 28006 Madrid. España• Teléfono: (+34) 91 309 31 17 • email: editorial@cuadernosdelaberinto.com